Print Friendly, PDF & Email

Uñas estropeadas

iStock_000006539920_Medium_02-300x300Cuando están totalmente sanas, las uñas son lisas, duras, de color rosado y brillantes. Pero hay numerosos factores que pueden provocar una alteración de su materia, su color y/o relieve: las agresiones del día a día, el envejecimiento natural, deficiencias nutricionales, problemas de salud…

Todos los días nuestras uñas están sujetas a muchas agresiones que provocan su deshidratación: lavados de manos repetidos, golpes, frío, sol… Cuando se resecan se vuelven frágiles y quebradizas.

Con la edad, las uñas también se vuelven naturalmente más frágiles: después de los 60 años, crecen menos y a menudo están secas, quebradizas y mates.

La dieta también juega un papel preponderante en la salud de las uñas: la falta de ciertos nutrientes (proteínas, oligoelementos y vitaminas) suele tener como consecuencia unas uñas blandas, quebradizas, estriadas, pálidas o amarillentas.

Pero, a cualquier edad, determinados problemas de salud pueden tener repercusión en las uñas :

Las uñas estriadas pueden estar relacionadas con el hipotiroidismo o la anemia.

Las uñas pálidas o azuladas a veces son señal de mala circulación.

Las uñas quebradizas, blandas o rajadas están a menudo relacionadas con carencias alimentarias o problemas hormonales.

Las uñas amarillentas pueden estar causadas por el consumo de tabaco o el uso continuo de esmaltes de color, pero también es posible que lo estén por hiperglucemia o por determinados tratamientos (principalmente quimioterapia).

Las manchas blancas amarillentas, especialmente en el dedo gordo del pie, pueden ser señal de micosis en las uñas. En este caso, también se observa espesamiento de la uña, que se hace desmenuzable, y una alteración gradual de su color hacia un tono marrón, verde o amarillo. Si nota alguno de estos signos, consulte a un dermatólogo.

Una mancha o una franja negra en una uña es normalmente señal de hematoma relacionado con un golpe, pero también puede tratarse de un melanoma, por eso conviene consultar rápidamente a un dermatólogo.

Pero, al contrario de lo que se piensa comúnmente, las pequeñas manchas blancas que a veces aparecen en las uñas no son señal de falta de calcio; en realidad, generalmente están relacionadas con golpes.

Para saber cómo recuperar y mantener la salud de las uñas, consulte la ficha de consejos dedicada a este tema.